Los protagonistas

Los protagonistas de las historias Ganas de vivir son personas que nos han sorprendido, enseñado, emocionado y hasta sobrecogido.

Por la fuerza y el ánimo con que hacen frente a las dificultades en cualquier aspecto de sus vidas, personal o laboral.

Por su toma de postura, su filosofía o sus argumentos ante las grandes o pequeñas cuestiones del día a día, que constituyen una lección de vitalidad y coraje.

Por haber dado la cara a una experiencia fuerte —un accidente, una aventura, un proyecto empresarial…— con energía, vitalidad y optimismo a pesar de todo.

En medio de un cierto desánimo social, cuando parece que cunde el pesimismo, los protagonistas de Ganas de vivir son a nuestros ojos grandes héroes anónimos. Gente que, por su carácter, su actitud o sus acciones, quiere vivir por encima de todo y contagiar vida. Un ejemplo y una referencia.

Nuestros protagonistas —pacientes, asociados o trabajadores de Mutua Navarra— se autodenominan gente corriente. Poco conscientes del empuje y la vitalidad por la que nos capturaron, ninguno de ellos vio en sí mismo nada extraordinario o digno de ser contado. Fue nuestra insistencia y descubrirles la posibilidad de ayudar a otros lo que les convenció.

Sabemos que detrás de cada persona se esconde siempre una historia. Detrás de nuestras empresas asociadas y sus trabajadores descubrimos historias maravillosas. Por ejemplo, pacientes que lucharon a brazo partido para rehabilitarse pese a la gravedad de sus lesiones, y que todavía recordamos. Personas que nos dejaron con la boca abierta y se hicieron un hueco en el corazón de todos. Pero también directivos que desarrollan proyectos solidarios en su tiempo de ocio o que hacen frente con buen ánimo y mucha empatía la a veces difícil realidad de sus empresas. También encontramos buenísimas historias entre nuestros compañeros de Mutua Navarra.

En Ganas de vivir mostramos sólo aquellas que han llegado a nuestros oídos o aquellas que, desafiando a la timidez o al pudor, han querido ser compartidas. Pero nos gustaría dar a conocer otras muchas, el mayor número posible. Porque las ganas de vivir se contagian.

En Mutua Navarra te regalamos todas nuestras ganas y te invitamos a compartir las tuyas.